Sunday, January 07, 2007

Aprended de la NHL

La pelea Diogo vs. Fabiano va directamente al segundo puesto de combates malísimos durante una competición deportiva. Sólo un impacto claro y de Diogo, que debería estar mucho más cansado ya que juega de carrilero. A partir del puñetazo del uruguayo, ridículo total. Pelea estilo molinillo y cero impactos limpios. Qué poco te cundió la vida en la favela, Fabiano.

En la primera posición del ranking sigue aún claramente la pelea Leonardo Sierra vs. Arrieta de la Vuelta '95. La yoya a rodabrazo de 360 grados de Arrieta es objeto de culto para mi.

AGUR!

7 comments:

arbusto el guerrero said...

Yo también me acordé de la pelea de la Vuelta a España. La verdad es que el duelo Diogo-Fabiano fue penoso, pero al menos siempre nos quedará el exquisito gancho con el que Diogo abrió hostilidades.

Anonymous said...

Bueno, Bueno, lo del molinillo de Luis Fabiano quizas venga provocado por la buena toñina que le dio Diogo. Se le ve en la mirada que en ese momento solo veia estrellitas.

Nuria y Jose said...

Nosotros ibamos en coche y lo oímos por la SER. Viendo luego las imagenes no es para tanto, de hehco parecen dos lelos. Nada como el mordisquito de Mike Tyson...

Haters said...

Arb: Buen gancho, sí. Se puede decir que la pelea fue de más a menos.

Anón: Fabiano didn't live up to the expectations. Claramente.

Nuria José (qué gran nombre sería ése): http://youtube.com/watch?v=Id-J-0674Ys

Anonymous said...

Tambien merecería entrar en el ranking aquella enganchada a medio camino entre el sumo y la melé de rugby que protagonizaron Kily Gonalez y Lizarazu hace varios años.

Quic said...

Nunca habrá nada mejor que los duelos de no agresión de Futre y Buyo. Choque, vuelo y posterior arrastrada de Buyo al lado de Paolo como un Gusiluz bailando breakdance. Inenarrable.

Yomisma said...

Pues yo me quedo con la metida de mano de Michel a Valderrama.

Eso sí... vaya nenaza Fabiano... pretender hacernos creer que tras la pelea se quedó un poco "pallá"... ¡que ese vino así!. De momento cinco partidos para cada uno... para nosotros como si fueran cuatro, que Diogo no podía jugar contra el Madrid.

Quien no se consuela porque no quiere.