Monday, October 02, 2006

Mandarina, la pipa de las frutas

Hasta el otoño, que es la estación mierda por excelencia, tiene sus cosas buenas. Para servidora, una de las mejores cosas del mediocre mes de Octubre es la llegada de la mandarina. De la mandarina buena, la amarillaza. La que sabe prácticamente a limón. Es la clásica fruta que no se coge con medias tintas. Uno no come una mandarina. Si un día vas a comer mandarinas, comes 15 mandarinas.

Desde que regresé a mi ciudad anoche, estoy en una media cercana a la mandarina por hora. Realmente, estoy ya un poco harto, pero no obstante me he comido dos mandarinas desde que empecé a escribir esto. Dentro de un rato me hará gracia lo dura que se pone la cáscara de la mandarina a poco de pelar la fruta. Creo que la cáscara de la mandarina es un material muy poco aprovechado para la creación de arte, a la vista de su rápida durificación. La gente no da en estas cosas y es una pena.

AGUR!

6 comments:

Yomisma said...

Joe me voy a comer una mandarina, que me has puesto en canción y...

Las mias son completamente verdes por fuera y están ácidas... como debe ser.

famobyl said...

Esas verdes son unas nuevas que vienen de Marruecos, la españolas todavia no estan preparadas para la venta, lo estaran dentro de 1 mes mas o menos.

Buenos Haters y el olor a colonia que se te queda en los dedos despues de pelar dicha fruta que? por cierto a los gatos les repugna ese olor.

Haters said...

No te voy a preguntar por qué sabes eso, Fam.

famobyl said...

Eso eso ,mejor no preguntes porque la respuesta seria d-e-m-o-l-e-d-o-r-a, seria tan bestia como decirte que ayer comi con un colega valenciano que me explico cosas referentes a las mandarinas, imaginate un master sobre citricos en 1 hora!!!! a que mola? o no?,jeje.

sue said...

Las mandarinas son como los quesitos babybel. Realmente a nadie le gustan mucho, mucho, pero como son tan pequeñitos y manejables, todo el mundo se los/las come como roscas, servidora incluida.

sister morfina said...

Me encantan las mandarinas. Incluso cuando su jugo me salpica a los ojos y no vuelvo a ver nada que no sea turbio en todo el día. Las mandarinas deben comerse tan ácidas que hagan que tu nuca se llene de cosquilleos, o si no no son mandarinas, ni fruta, ni comida, ni nada. Aguecilla con fructosa sin gracia.
Me apetece unaaaaaaaa ... Tengo la boca hecha aguaa