Friday, February 02, 2007

Mentes sucias

Vivimos en unos tiempos en los que hay que medir mucho las palabras que decimos porque los dobles sentidos que la gente pueda interpretar nos pueden hacer quedar en ridículo. Esto es más verdad aún si eres una figura pública.

Por ejemplo... Si eres Ana Obregón no puedes ir a la tele y decir: "No he vivido de ningún hombre. Y esto lo digo con la boca llena".

AGUR!

2 comments:

johan said...

quiere decir que ningun hombre le ha dado de comer??

Copycat said...

Exacto, Johan. Ni leche, ni galletas ni lo otro.