Wednesday, May 16, 2007

Enhorabuena, quillacos!

El Sevilla se ha proclamado campeón de la UEFA otra vez. Felicidades. Seguro que será día de fiesta mañana en la capital hispalense. Aunque, bueno, seguramente iba a ser fiesta de todos modos. Es Sevilla.

Item penalties

Unos comentarios rápidos sobre las claves en una tanda final.

1. Lanzar primero es una ventaja increíble.
2. Contar con mi apoyo es una desventaja increíble. Si quiero que ganes, vas a perder con casi total seguridad.
3. Mirar hacia abajo en vez de hacia adelante antes de coger carrerilla para lanzar un penalty es síntoma claro de tembleque. Del tembleque al fallo hay muy poca distancia. Observen donde miraban Luis García y Jónatas antes de correr hacia el balón.

AGUR!

5 comments:

Juanele said...

La clave para ganar una final en los penaltis es: Que tu hombre más seguro tire primero, fallar el primer penal es dar alas al rival tanto si tiras primero como si tiras segundo. Y de ahí los siguientes mejores lanzadores en orden decreciente. Está demostrado que en las finales se fallan más penales de los que se meten asi que nada de reservar tiradores buenos para el cuarto o quinto tiro que quizás nunca lleguen a realizar. Y dicho esto me cago en los canis gitanicos del Sevilla.

Haters said...

Clarísimo. Pandiani ha de tirar primero siempre. El penalty que más se falla es el primero, además.

Con Efecto said...

De acuerdo con ustedes. Palop ha estado grande. Pero también lo engrandecieron los tiradores con uno disparos... uh... mejor no sigo.

Saludos

arbusto el guerrero said...

Corolario a las leyes del puto eljorje:

- Los defensas siempre marcan. Además, suelen ser los que mejor lanzan con muchísisma diferencia. Si quieres ganar la tanda de penaltis, elige a cinco jugadores cuanto más gañanes mejor. Demostración empírica: el penalty que lanzó Drago, del Sevilla. Las estrellitas tienen mucho más riesgo de fallar, y si no que se lo pregunten a Platini, Baggio, etc.

Haters said...

Alves es defensa, Arb. Pero sí: mejor un defensa que un centrocampista.