Thursday, August 09, 2007

Escenas que yo me fijo y aluego escribo un post

Cuando ves a un grupo de viejos de pueblo (o de origen pobluno) voceándose en la calle, hay que observarlos durante al menos 15 segundos para distinguir si están hablando con buen ánimo o discutiendo encarnizadamente, porque el tono es exactamente el mismo.

AGUR!

9 comments:

juanele said...

Hombre lo de vocearse tiene sus ventajas.No necesitas el satélite para hablar por el móvil.

rubenvike said...

Por qué quedarnos en un grupo social...a mi con los gitanos y con los canis también me pasa...Me cuesta cogerles el tono en el que están hablando en segun que momento...

Haters said...

J*der, Rubenvike te estás convirtiendo en un comentarista de culto en este blog de Internet. Qué apuntes bonísimos.

Anonymous said...

y los congoleños y ruandeses?. después de mucho tiempo he comprendido que los gritos que dan bajo mi balcón por las noches es su tono normal de conversación. Pero, vamos, que el día que se estén matando yo no me enteraré y seguiré tan tranquila. cler

Haters said...

Por eso funcionó tan bien el genocidio.

saltimbanco said...

Totalmente injusto este puto post...
Será que no te he visto gritar veces a altas horas de la mañana...

Chazman said...

Yo prefiero fijarme en las conversaciones entre mujeres. Mola porque van siempre de colegas aunque se odien a muerte. Con total educación eso si, sin gritar ni nada, casi nunca se ponen nerviosas pero en el fondo, en el fondo se están arrancarían la piel a tiras las unas a las otras.
Como siempre sin rencores, eh?

Chiste, chiste: Va un tío a una librería, "por favor, algo sobre la amistad entre mujeres". El empleado responde: "Si, si claro ciencia ficción 3ª planta..."

rubenvike said...

Pues yo si he visto conversacion entre mujeres con nervios, pequeños gritos, incluso con amagos de pelea, y debo decir que es un espectáculo francamente escabroso...

Y por cierto, ojala llegue a ser comentarista de culto de este blog de culto. Y ya vale de peloteo por hoy.

Antxon Garrogerrikabeitia said...

A mí me encanta esa gente. Me reconforta encontrarme gente así en la calle. Especialmente si son genete mayor. Si son gente de mi edad me dan ganas de pegarles una hostia.

Geroarte!:D