Friday, January 04, 2008

Qué duro es ser gótico en verano

Los góticos son unos idiotas; yo lo sé, tú lo sabes, vosotros lo sabéis. Ahora bien, yo respeto a la gente que se mantiene fiel a sus principios. Por eso rindo desde aquí un homenaje a las dos chicas góticas que se paseaban por Buenos Aires el otro día con ropa negra larga y botazas de cuero con 35 grados de temperatura a las cuatro de la tarde. J*der, parecían discípulas de Bocaseca.

(J*dete, Hillary!)

AGUR!

3 comments:

eljust said...

Yo pensaba lo mismo cada día este verano yendo al trabajo por la calle Tallers de Barcelona. Yo en bermudas y chanclas sudaba como un pollo, y me preguntaba cómo hacía esa gente para disimular el calvario interior (dentro de la corteza negra, se entiende).

Apuesto a que no hay tantos góticos en Sevilla.

vic said...

"Apuesto a que no hay tantos góticos en Sevilla."

Buena reflexión. Y de paso deslizas una flecha hacia Sevilla. Doble combo!

la verdadera vic said...

Es Enjuto Mojamuto quien anda metiéndose con mi usuario y deja comentarios que nunca dije?