Monday, August 24, 2009

Vamos a acabar con la pantomima

Hay cosas que no cuadran. Gago en el Real Madrid. Leire Pajín en política. Aznar en bañador... Hay cosas que definitivamente no pegan. Añado al grupo una más: mujeres como guardias de seguridad. Me parece que hemos llegado a niveles absurdos con lo de la igualdad de oportunidades. Mujeres encargadas de la seguridad? Qué va a ser lo próximo? Adultos cosiendo balones de fútbol?

No digo que no haya féminas que estén cualificadas para el trabajo. Sólo digo que la inmensa la mayoría no lo está por razones físicas muy obvias. Hay que decir estas cosas en voz alta porque de otro modo el imperio de lo políticamente correcto al final va a reinar sobre el sentido común.

Yo propongo que la próxima que vez que veáis una mujer de 1.60 de segurata en una tienda, le lancéis una mirada que diga, "No deberías estar aquí porque no garantizas la seguridad en el interior de este sex shop." Y que viva España.

AGUR!

6 comments:

Sue said...

Seamos sinceros, acabemos con la pantomima: la inmensa mayoría de los seguratas, aquí y en todo el mundo, son tarados o elementos peligrosos. Si fueran normales serían policías (ahí sí hay mujeres).

Trabajo en un sitio susceptible de diversos ataques, no sólo por lo que es en sí, sino porque está cerca de un reformatorio. Entre mis compis coincidimos en que los seguratas jamás se pegarían por nosotros, excepto una, que sí se habría metido en cualquier pelea. De todos modos su reivindicación histórica es llevar una pistola. Miedito me da.

Anonymous said...

Nivelón de post!

Me voy por el offtopic introductorio y apoyo fuertemente la presencia de Gago en el once titular, asi como la de Drenthe, Miguel Torres, Dudek y Raúl.

Y yo, que al ser de bilbao soy inmune a las fotos de asesinos, creo que sería capaz de montar toda una txozna de alabanzas al que vaya a por la p*ta Pajín.

No se en qué lugar me deja esto, teniendo en cuenta que considero que ojalá esté yo a su edad como Aznar (o tenga tanto tiempo libre como para plantearmelo, aunque acabe a cañas sin parar.)

Jaime

Anonymous said...

Ná, ni caso, que el hábito no hace al monje. Les llamas seguratas, pero eso es porque te fijas en el uniforme.

En realidad el oficio es el de vigilanta, función muy antigua en cárceles de féminas, conventos y pasillos de puticlubs. En estos últimos es donde de verdad se ve desarrollado su papel. Encontrarte ahí con un segurata-hombre es chungo pa todos: corta el rollo, suelta hostias, se tira a las señoritas y pasa farlopa y viagra.

La vigilanta cumple el papel de controlar lo que pasa y resuelve los problemas como una madre de familia: a gritos y llamando a un hombre.

Lo del uniforme de las seguratas se debe únicamente a no querer ponerles una bata como a las vigilantas. Claro que eso se hace para no confundirlas con las limpiadoras, trabajadoras de la misma empresa, de manera que cada seis meses se van rotando las funciones.

Haters said...

"La vigilanta cumple el papel de controlar lo que pasa y resuelve los problemas como una madre de familia: a gritos y llamando a un hombre."

Mítico.

Aparte me habéis convencido algo. Que los seguratas onvres están chinados very often.

Álex Estébanez said...

Bah, llegas tarde a lo del imperio de lo políticamente correcto; ya reina desde hace tiempo. Sólo así se explica que a las mujeres aspirantes a policía se les exija menos en las pruebas físicas que a los hombres, como si los "malos" fueran a tener miramientos por enfrentarse a una tía.

Estamos condenados, igual que con Gago. La sociedad occidental está irremisiblemente podrida, y el Madrid ya puede rezar porque no se lesionen Alonso y Lass.

KeMP said...

"los seguratas, aquí y en todo el mundo, son tarados o elementos peligrosos. Si fueran normales serían policías" (...o ladrones jijij. caña de frase, made my day)