Monday, September 11, 2006

Nubes de fuego

El día de los atentados de Al Qaeda en Nueva York, yo andaba escribiendo una cosa para unos yanquis. Ya lo tenía todo bastante encarrilado y pude comer sin prisas. No obstante, yo suelo comer a una velocidad infernal por algún motivo y terminé antes que nadie de mi family. Me fui a ver la última parte de los informativos de TV y cacé las imágenes de la primera torre ardiendo. "Mirad", dije, "hay un incendio en una de las Torres Gemelas." Me hicieron caso por un instante y siguieron comiendo.

Creo que no pasaron cinco minutos antes de que se estrellara el segundo avión. Vi la segunda explosión en directo pero sin darme cuenta de que se había producido por culpa de otro avión. No me percaté hasta que pusieron la moviola. A diferencia del presentador del informativo de Antena 3, al menos sí me di cuenta que ya las dos torres estaban ardiendo. Cuando entró el segundo avión por la torre, Matías Prats (creo que era él) pensaba que era una repetición del primer impacto. Tardó bastantes segundos en darse cuenta. "No, no! Son imágenes en directo. Es la otra torre!" gritó INGDirect-Boy.

(Off topic relacionado: Que te toque cubrir en estudio algo así en directo puede ser lo peor o lo mejor que te puede pasar. Quedas TAN expuesto. Si haces el ridi, puede ser doloroso. Sobre todo si no trabajas en el Grupo Prisa. Si trabajas en el Grupo Prisa, te puede caer hasta un premio Ondas aunque en la cobertura de una gran noticia -- como el 11-M, for example -- hagas más cantadas que Lopetegui en el Barça. Jetismo. Cangas de Morrazo total).

Es lamentable decirlo, sobre todo aquí que presumimos de anti-banderistas, pero me entristecieron más los atentados del 11-M en Madrid que los del 11-S. Lo de Nueva York (and elsewhere) fue más una sensación de estupor, de "no me creo lo que está pasando." Me recuerdo con las manos en la nuca y diciendo exactamente eso.

Esto nos cazó de sorpresa. Yo, supongo que como muchos, vivía con la sensación de que en Occidente nunca pasaba nada gordo, que jamás íbamos a ver una guerra ni una catástrofe de dimensiones tan espectaculares. Pero mira, pasó. Me impactó tanto el hecho que hasta se me ocurrió una breve canción.

11 de Septiembreeeeee
Nubes de fuegooooo
11 de Septiembreeeeee
Ya iba siendo horaaaaa

I keed, I keed. Creo que ya ha pasado suficiente tiempo como para hacer bromas sobre el tema. Incluso de pésimo gusto.

AGUR!

6 comments:

Álex E. said...

¿Crees que ya ha pasado suficiente tiempo? Yo escuché chistes a las dos semanas (y no malos, por cierto).

Haters said...

Era sólo para justificar la broma (como soy un bienqueda). Yo creo que cantaba esa canción ya a poco tiempo de haber ocurrido lo de las Twin Towers.

anmar said...

Pues yo estaba haciendo la comida, puso la tele mi compañero de piso y dijo 'coño! un incendio en las torres gemelas' (sólo ardía la torre norte en ese momento). Y a los 10 segundos habíamos cambiado de cadena y comimos viendo Friends (sensibilidad Hater-like) :-D

Cambié de cadena casualmente justo antes de derrumbarse la torre sur y fue cuando me enteré de lo que iba la fiesta.

Hans said...

Pos mira, estoy tratando de imaginar la musiquilla, pero no acabo de 'oirla'. Lo de "ya iba siendo horaaaaaaaaaaa" no acaba de cuadrar con tanta "aaaaaaaaaaa" al final, a pesar de ser la esencia de la cabronada, si me permites la indicación.
Yo llegué muy tarde a casa, y aluciné bastante viendo la tele. Tuve bastante claro que se iba a organizar la de Dios tout-suite. Como así fue: la morisma nos había jodido nuestro cómodo mundo de ilusión y fantasía. Me quedé corto, claro.

Haters said...

No tenéis ventrículos ni aurículas, gente.

Efectos colaterales fantásticos del 11-S: La Diada, a la mierda. El lloriqueo nacionalista de cada año, totalmente enterrado por el aniversario de los atentados.

También se olvida el aniversario de lo de Pinochet-Allende, pero claro, no iba a ser todo bueno.

ATT said...

Soy incapaz de imaginar la melodía de la canción.

Tarareanosla o algo, anda