Friday, September 01, 2006

Verdades como puños sobre el baloncesto y otras cosas que vienen a colación y que yo escribo aquí en este blog español

- Con el fantástico papel que está haciendo España en el Mundial de basket, ahora el recurso facilón es cebarse con la selección de fútbol... Se harán comparaciones. Se dirá eso de "si los del fútbol nunca han ganado nada".

Seguro? Veamos los hechos...

Selección de fútbol: Campeonatos del mundo, 0; campeonatos de Europa, 1; campeonatos olímpicos, 1.
Selección de baloncesto: Campeonatos del mundo, 0; campeonatos de Europa, 0; campeonatos olímpicos, 0.

Hechos sólidos. Quién no ha ganado nada?

- No he visto ningún deportista que tenga un impacto tan tremendo en una selección española como Pau Gasol. El hecho de que sea tan dominante cuando se pone la camiseta del equipo nacional agiganta su figura como deportista frente a la de Raúl, con una aportación más modesta a la selección española de fútbol. Pero Raúl es un deportista superior a Gasol. No hoy, evidentemente, pero sí teniendo en cuenta su trayectoria. Raúl fue un Top 5 en el mundo durante varias temporadas en su especialidad deportiva, algo que Gasol no ha sido y probablemente nunca será. Y pongamos las cosas en perspectiva... En un Mundial de fútbol están el 80 por ciento de los 50 mejores jugadores del planeta. En un Mundial de basket, dudo mucho que la cifra llegue al 20 por ciento. Es más fácil dominar cuando no compites contra los mejores -- sobre todo en un deporte de cinco contra cinco.

- El éxito de España en el Mundial se traducirá en un boom en el seguimiento de la ACB? Respondo a esto con otra pregunta: Cuántos partidos de la Liga ASOBAL has visto desde que España ganó el campeonato del mundo de balonmano?

(Seguramente haya un mayor seguimiento, pero modesto).

- Nada ha desprestigiado el concepto de "lo público" tanto como RTVE. No ya por el despilfarro, que también, sino por la calidad en la cobertura de ciertos eventos importantes. Es tan odiosa la comparación entre lo que está haciendo La Sexta y lo que solía hacer la televisión pública...

- Los hermanos Calatrava, las Spice Girls y Jesus Vázquez han rodado películas. Para cuándo una con las Red Foxes? It must happen.

AGUR!

10 comments:

vic said...

Felicitaciones, digo... ufff por el 75 a 74.
:-)

Anonymous said...

la realidad es que en baloncesto somos más competitivos que en fútbol, por regularidad de resultados en los últimos campeonatos. el fútbol se salva en categorías inferiores donde también el baloncesto ha obtenido títulos. La realidad es que es lógico que se hable de basket cuando se disputa un mundial, como también ocurre con el balonmano, con el ciclismo, con la fórmula uno, con el motociclismo, con el tenis, con el atletismo... pero sin lugar a dudas lo que ocupa el 80 % de la información deportiva es el propio fútbol incluso cuando no se disputa ninguna competición. Asumo que sea el opio del pueblo.
Quizá la culpa sea del españolito que se cree superior porque piensa que como en su país no se vive en ningún sitio. Decimos que tenemos la mejor liga del mundo y honestamente deberíamos ser más humildes.

PD: Seguramente Raúl es un jugador muy competitivo pero no tan determinante como Gasol, eso está claro, y también que un deporte menor al fútbol genera más beneficios. En el mundial de basket no creo que estén sólo el 20% de los mejores jugadores, eso es falso. Con el tiempo las diferencias entre americanos y "europeos" se acortó. No sé si sabrás que en la NBA no hay controles antidoping, por eso vienen los que vienen y quizá por eso puedan dar tanto espectáculo. De todos modos en la NBA se juega diferente con defensa al hombre exclusivamente y aquí las reglas cambian y no acaban de adaptarse. Aún así, si traes al equipo All Star dudo mucho que entre ellos se aguantaran básicamente pq no serían un equipo sino un libre albedrío y esto no es un deporte individual amigo

vic said...

y ahora por la medalla, mis saludos!

Hans said...

Es simple, Hater: el jurgo, aka putopelotón, es una mierda, una inmensa mierda, propia de lobotomizados. Que haya gente inteligente a quien le guste/le interese es una paradoja que no priva al nauseabundo fenómeno de su merdácea condición: once mamones desaforadamente pagados contra otros once. Estadísticamente, de cada once partidos uno no provoca vómito de aburrimiento.
Hablando de baloncesto, cierto es que el partido con los malvinos (aka argentinos) fue bastante coñazo merced a la sucia estrategia de los de la bandera blanquiazul, lloricones, protestones. Grandes los tiros de tres, eso sí.
Me he perdido hoy la soba que la han metido a los teotocopoulos, pero, por los puntos, sospecho que los aqueos han intentado -ineficientemente- la habitual megadefensa...
Es cierto, se suprapondera a Gasol y no debe ser eso. Lo único cierto y verdad es que, en general, el basket divierte. El jurgo aburre SIEMPRE.

Haters said...

El nivel medio de entretenimiento que provoca un partido de baloncesto es superior al de uno de fútbol. En general. Pero entre un gran partido de fútbol y un gran partido de basket, gana el júrgol.

sister morfina said...

El fútbol es un asco. Cuando van a sacar, regatean, se la pasan y se va fuera y así una y otra vez. Sacan y de un cabezazo la mandan otra vez fuera... Y si meten gol es porque por las fueras poco a poco se van a acercando a la portería contraria.
Además, es bastante desagradable ver cómo escupen, que por cierto, no lo hacen pocas veces...total: una manada de yamas. Sólo con la idea de que tienen que salir al campo ya están segregando saliva y luego la van esparciendo por ahí y así no es de extrañar que se vayan cayendo unos encima de otros, porque eso sí, no he visto deporte en el cual no se pasen tanto tiempo en el suelo... Están cebados con la idea de que deben lanzarse al césped, recién cortado, encalado y palmeado para que les esté blandito a los señores cuando caigan.
Con todo eso, lo peor es aguantar al público, que está en estado salvaje la mayoría de las veces y cuado crees que son personas normales sacan de sus gabardinas montones de botellas de vidrio para lanzárselas a los jugadores: todos sin camisetas con las panzas coloreadas gritando ni se sabe a quién.
Lo mejor es que después del partido el árbitro casi siempre sale perjudicado cada vez por alguna idiotez de menor importancia.

sister morfina said...

Aclaro: Respeto el fútbol como deporte (con mis críticas pero sin pretender acabar con él. Lo que realmente no tolero son las consecuencias que trae.

Álex E. said...

Estadística falseada, Hater, no esperaba menos de ti. La competición olímpica de fútbol excluye a las selecciones absolutas, cosa que no hace la de baloncesto (salvo a los NBA hasta el 92). Y no estaría de más comparar también lo lejos que llegan unos y otros en competiciones internacionales.

En lo demás, más o menos de acuerdo, salvo que Gasol no es tan "poca cosa" como le pintas: ha jugado un All Star (y tiene pinta de que jugará más), es el MVP de un Mundial y el jugador más importante de un equipo NBA.

Por supuesto, este comentario es totalmente miserable y resultadista (JJ Santos style) al haberlo escrito a toro pasado, pero es lo que mereces -y no deja de ser cierto-.

Haters said...

Bah, me cazaron el frisbee.

También es cierto que muchos países, de facto, no llevan a las selecciones ABSOLUTAS a los grandes torneos de basket.

Los mejores jugadores de Serbia y Lituania (dos equipos eliminados por España) no estaban.

A Gasol no le hago de menos. Es un crack. Pero cualquier que vea la NBA sabe que no es de los cinco mejores del mundo.

Anonymous said...

no estaban porque no quieren ir, porque no son capaces de jugar en equipo, porque juegan suficientes partidos a lo largo de la temporada, porque ganan mucho dinero y porque quieren descansar. ¿quién falta en Serbia? ¿Stojakovic, Bodiroga? Uhmm, creo que el primero está en su declive profesional y el segundo ni te cuento.
Y en Lituania, sólo Jaskevicius y Zukauskas el grande Stombergas ya no es el que era, de todos modos, dos jugadores no hacen un equipo. En el pasado europeo Serbia jugaba en su casa, llevaba a todos los buenos y fracasaron pq cada uno jugaba a su bola.

La tendencia es llevar chavales jóvenes para que se vayan forjando para próximas competiciones. Por ejemplo Italia ha hecho eso, ha asumido la realidad del cambio generacional.

Un equipo no lo forman raperos ni hip-hoperos.