Monday, July 09, 2007

Giuly braseado

Ludovic Giuly cuenta un episodio vivido con el presidente Laporta para mostrar que el Barcelona es un club diferente al resto también en el aspecto social. “El presidente me dijo que yo estaba haciéndolo bien en el club gracias a mis orígenes. Me apoda el corso y siempre me ha dicho: “Tu mentalidad difiere de los franceses que te han precedido. Nosotros somos catalanes y no españoles. Tu eres corso y no francés”. A medida de mis ausencias en la selección francesa, estoy tentado de creerlo pero yo nací en Lyon y sobre todo, Córcega es una región de Francia”.
Menudas brasas les debe meter Fake Laporta a los jugadores con el dogma. Eso sí, todavía no escuché a un extranjero del Barça hablar el catalán. Disaster!

AGUR!

2 comments:

arbusto el guerrero said...

Un jugador simpático teniendo en cuenta que es francés. Lo que no sé si cuenta en el libro es cómo llegó de carambola al Barcelona: su "único" mérito fue cascar dos goles que eliminaron al Madrid de la Champions League (también ayudó Morientes, cedido entonces al Mónaco). En la Ciudad Condal consideraron que eso bastaba para contratar a Giuly, y de ahí se sacó un buen sueldo para los años siguientes.

No sé cómo será el libro, pero mejor que el de Oleguer seguro.

Ale said...

No hombre, no, Giuly es bastante bueno. De no ser por la irrupción de Messi habría jugado mas las últimas temporadas. Pero al pobre le ha tocado lidiar con bastante zumbado: entre el Laporta con sus fantasias animadas de ayer y hoy, y el seleccionador frances diciendo aquello de que no le convocaba porque su signo zodiacal era incompatible o irritable, no se, y encima un mocoso adolescente con media lengua y aquejado de enanismo le quita el puesto. De ser negro y camerunes le habriamos oido decir cosas muy fuertes, seguro.