Sunday, July 09, 2006

Segurola, como Zidane

Santiago Segurola fue grande, dejó de serlo y, al final (justo antes de dejar la sección de Deportes de "El País" por la de Cultura), volvió a serlo.
Italia ganó en la rueda de penaltis y Cannavaro levantó la Copa del Mundo. Quedará grabado en el historial del torneo. Se celebrará con entusiasmo en las calles de las ciudades italianas. Con toda seguridad se hablará de los héroes de Berlín y los oportunistas se apuntarán al resultado. Pero que nadie hable de fútbol. Italia no existió. Fue un equipo pequeñito, destinado al olvido. Se refugió en las cuerdas durante una hora. Admitió su enorme inferioridad ante la poderosa Francia que emergió en el segundo tiempo, dirigida por el mejor Zidane de los últimos años.

Italia es más que nada el fútbol de Gattuso, al que no conviene parodiar. Su figura cada vez es más importante. El Mundial ha privilegiado el gatusismo como eje del fútbol. No es culpa de este centrocampista laborioso, inteligente fuera del campo, abnegado y solidario dentro. Gattuso es esencial porque los entrenadores no pueden vivir sin jugadores como él. Mueren por los gatussos. Lo excepcional es el Barça y su escuela. Lo normal es Italia. Lo normal es la Francia del primer tiempo.

Italia se siente cómoda en ese papel de resistente que tanto desgasta a sus adversarios. El ataque desordena, y especialmente el ataque frecuente. Italia especula perfectamente con esa vieja ley del fútbol. Es la razón por la que suele vencer en los últimos minutos, cuando al equipo que ataca le invade la fatiga, el desorden y el punto de desesperación que caracteriza a los generosos. Los especuladores no se impacientan jamás.

Materazzi marcó el tanto del empate en un cabezazo. Toni estrelló otro contra el larguero. Los italianos vieron una mina y no se dedicaron a otra cosa. El típico peñazo que sólo justifican los ventajistas lectores de resultados.

Resultó emocionante la majestuosa actuación de Zidane. Resultó detestable su vergonzosa agresión a Materazzi en los últimos instantes del partido. El viejo maestro fue víctima de los descontrolados accesos de ira que han caracterizado su carrera. La admiración que ha producido como jugador se ha visto manchada demasiadas veces por sus reacciones intempestivas.
Titular: El triunfo de la nada.

Amén.

AGUR!

9 comments:

quakerdave said...
This comment has been removed by a blog administrator.
Ashish said...

Yeah - I did watch the match. I did think what Zidane did was totally uncalled for.

In the semi-finals and final, France scored on penalties - and both the penalties were controversial.

Both the team had chances but Italy triumphed at the end - I will say that Italy deserved it at the end.

Why do you say that they didn't deserve to win the match?

Dr. Malcolm said...

el tipo escribió una gran crónica pero, en mi opinión, ha sido demasiado condescendiente con zidane. Vale que es el mejor del mundo pero lo que hizo ayer merece una columna para él solito y no precisamente benévola. Por lo demás totalmente de acuerdo, que gatusso sea la estrella de italia o que cannavaro sea el mejor jugador del mundial o que totti ni haya aparecido dicen demasiado.

un saludo y perdón por esta chapa que me acabo de soltar

Haters said...

Nada, hombre.

Haters said...

Por cierto, la expulsión de Zidane fue a 10 minutos del final del partido. Jugó 110 minutos y se perdió 10. Vamos, que la expulsión tampoco fue decisiva en el resultado.

Italia siguió embotellada delante de su portería incluso jugando contra 10.

arbusto el guerrero said...

Punto 1: ¿qué es eso de que Segurola se va de Deportes? ¿es una coña o está confirmado?

Punto 2: este Mundial ha sido caca de la vaca. El ambiente fue cojonudo, digno de un país de la tradición de Alemania, pero a partir de octavos no se ha visto nada interesante. Resulta vergonzoso que equipos con el potencial de Argentina o Brasil no hubieran dado mucho más... Hay dos indicadores muy claros de la mediocridad general: a) Zidane, elegido mejor jugador del torneo (un gol en el descuento a España, dos de penalty y expulsión por agresión). b) Italia, ganadora.

Sí es cierto que Italia jugó los mejores minutos de la fase final en la prórroga contra Alemania. Pero ello es posible cuando juegas con chavales inexpertos que están obligados a irse al ataque porque juegan en casa, aunque estén reventados a esas alturas del partido. Ahí es cuando Italia golpea, como dice Segurola y cualquiera que entienda algo de esto.

¿Alguien puede nombrar tres estrellas de este Mundial? Bueno, lo pondré más fácil: ¿alguien puede nombrar dos estrellas? ¿o una? En el 94 la final fue un duelo Romario-Baggio; en el 98 triunfó Zidane; en el 02 Ronaldo y Rivaldo daban miedo. En el 06, ni un puto jugador atractivo.

Si tengo que elegir, señalo a Pirlo y a Grosso como mejores jugadores del campeonato.

De Totti no tengo nada que decir porque es un jugador claramente sobrevalorado (no me extraña que estuviera cerquísima de fichar por el Madrid de los galácticos).

Nuria y Jose said...

Italia es el único equipo que jugó como tal. O se van a la mierda todos o arrasan juntos. Eso es un hecho y ha quedado demostrado. Por el contrario están las demás selecciones que anduvieron con gilipolleces as usual: discusiones en el campo entre Zidane, Thuram y Barthez; Brasil con la movida de Ronaldo y el seleccionador que no le pone si no marca, Togo que pasa de jugar porque las primas se las reparte la federación, Alemania que si Kahn no juega y Ballack está fofo... y luego España con la prepotencia de siempre y las movidas de Raul que está acabado y de Iniesta que no juega. Pues al final hay que saber estar e Italia en eso son maestros. Somos tontos. En dos años fijo que arrasamos en la Eurocopa - vamos hombre

Haters said...

Arbuxto: Lo de Segurola se anunció antes del Mundial y supongo que lo deja ahora. Cannavaro MVP. Grosso, revelación. MVP no.

Nuria y José: Quién nos lee? Nuria, José o los dos? Claramente Togo no se llevó el Mundial por el tema de las primas.

Juanele said...

Por cierto donde el post pro'Azzurro de Barry?